Carmen Andrade y Luis María Ortega, miembros honoríficos de ARPHO

23/11/2018

La Asociación española de reparación, refuerzo y protección del hormigón, ARPHO, entregó los premios de reconocimiento a Dª Carmen Andrade y D. Luis María Ortega como miembros honoríficos de la asociación, para destacar su trayectoria profesional y en agradecimiento a su labor para el desarrollo del gremio en general y su apoyo en particular a ARPHO.

Luis María Ortega reconoció que es “fácil y difícil al mismo tiempo” hablar de Carmen Andrade ya que se conocen desde hace más de 35 años. Para destacar su trayectoria profesional, escogió un comentario que otro profesional del sector le dijo en una ocasión: el currículum de Carmen Andrade en el mundo de la investigación de ingeniería civil es el mejor de los ingenieros (haciendo especial hincapié en el género masculino de esta última palabra).

De hecho, continuó su introducción sobre ella alabando su recorrido profesional como mujer en un mundo mayoritariamente de hombres y destacando los méritos que ha logrado durante su vida laboral.

Le agradeció especialmente su implicación con la asociación resaltando que Carmen Andrade se volcó con ARPHO desde sus orígenes en 2010.

Tras entregarle la placa conmemorativa, Carmen alabó la gran labor que hace ARPHO (tanto desde el punto de vista práctico como desde la investigación y otras áreas) y “pone el listón de la calidad de la ingeniería en España”. Aseguró que la creación de la asociación le pareció “una idea estupenda desde el principio”.

Por otro lado, Alejandro Marras, nuevo presidente de ARPHO, agradeció a Luis María Ortega su dedicación el frente de la asociación durante dos legislaturas, ensalzando su espíritu crítico para cambiar aquellos aspectos que no se estaban haciendo bien. Además, le animó a seguir colaborando en ARPHO para que la entidad pueda beneficiarse de su experiencia y sabiduría.

Al recibir el precio, Luis María explicó que “hace falta sangre nueva” y que esta opinión fue la que le motivó a no seguir en la presidencia de ARPHO. En este sentido, afirmó que está “convencido de que en este sector quedan aún muchas cosas por hacer”, por ejemplo, avanzar en la certificación. No obstante, señaló positivamente que en las escuelas ya se está empezando a hablar de la reparación, protección y refuerzo del hormigón.

“Todos los que creéis que tenéis algo que aportar, les pediría que se integren en ARPHO para que el camino que queda por recorrer no sea tan largo”, concluyó.